Conectate con nosotros
Super Mario 3D All-Stars Collection Super Mario 3D All-Stars Collection

Analisis

Super Mario 3D All-Stars: sumando nostalgia

Nintendo trae clásicos a Switch para dejar contentos a los que ya los jugaron.

Nico Rabago

Publicado

en

Hay videojuegos que marcaron tanto la historia que jugarlos hoy por hoy sigue siendo un lujo. Nintendo, desde sus inicios, siempre apostó a la atemporalidad, pero tras jugar este recopilatorio nos surge una pregunta: ¿Es esa atemporalidad una justificación necesaria para sacar tres juegos del pasado sin retocar absolutamente nada y cobrarlos a precio Triple A?

Cuando elegí hablar de Super Mario 3D All-Stars me pregunté varias veces cómo tenía que encarar esta nota y llegué a una conclusión certera: a grandes rasgos no voy a hablar de los juegos en sí, ya que de ellos se habló en su momento, si no de la colección en sí y lo que significa para este contexto actual, con sus mecánicas y todo lo que viene detrás.

Super Mario 64

Pocos juegos fueron tan trascendentales y bisagras como lo fue Super Mario 64 para Nintendo 64. El primer juego que abre Super Mario 3D All Stars es también el que más critica sufrió al respecto: no tiene ningún tipo de cambios.

Hubo muchísimo enojo de parte de muchos usuarios cuando se dieron cuenta que los tres títulos son sólo emulaciones del rom original y no un porteo pensado específicamente para los tiempos que corren. El juego más viejo peca de tener una cámara que fue enormemente revolucionaria en su época pero hoy queda muy desactualizada, haciendo completamente incomodo su movimiento con el stick derecho. Una actualización en ese aspecto hubiese sido bastante importante y, tal vez, no habría llevado demasiado tiempo de desarrollo.

Mario

¡Y qué molesto es hoy en día el ruido de la cámara! Recomiendo jugar sin siquiera tocar el stick derecho, les prometo que hace la experiencia mucho más amena. Solamente manear en una situación en la que haya quedado MUY descolocada.

Otro punto en contra, que nos afecta más que nada a los latinoamericanos, es la falta del idioma español. Con los pocos cuadros de textos que tiene el juego pero que llevan la narrativa, hubiese sido bueno que se hubiera actualizado para ofrecer mayor inclusión a todos los jugadores de habla hispana. Por cierto, los textos están actualizados para mencionar los botones de Switch, y no los de Nintendo 64 (ya sería el colmo), así que no creo que haya sido una decisión tomada por la dificultad de modificar los textos.

Otro de los puntos flojos de esta versión de Super Mario 64 es la falta del widescreen, manteniendo la vista 4:3 que cada vez parece más antigua. ¿Les soy sincero? Le agrega cierto toque retro que creo que acompaña mucho la experiencia, pero es un punto de vista completamente subjetivo y creo que tendría que haber tenido la posibilidad de ponerlo en ambos formatos.

Más allá de estos tres puntos y si no nos fijamos en los retoques gráficos que podrían haber sumado, el juego está intacto. Super Mario 64 fue y sigue siendo uno de los mejores juegos de la historia y jugarlo es igual de entretenido que hacerlo en 1996. Su diversión garantizada habla simplemente de la imaginación de un genio adelantado a su tiempo como fue, es y será Shigeru Miyamoto.

Super Mario Sunshine

Seguramente para aquellos que no lo hayan jugado, sorprende muchísimo el cambio gráfico que hay de Super Mario 64 a Super Mario Sunshine. El tratamiento del agua, la iluminación y la gráfica de los personajes son algunas de las cosas que hacen que Sunshine se vea realmente bien y sea un cambio rotundo con su predecesor.

En mi experiencia, el juego envejeció mucho mejor que Super Mario 64. La cámara se siente bastante actual y todos los botones reaccionan de una forma super dinámica. Como detalle, en la versión de Game Cube podías calibrar con el control la presión del agua que salia de AQUAC, pero en Nintendo Switch no se puede. Además, fue el único de los tres con el que sufrí bajadas de framerates bastante frecuentes.

Sin embargo, creo que el trabajo para traer Sunshine a Switch fue realmente muy bueno y el juego sufre de una camiseta muy pesada: si bien es un gran título, es notoriamente inferior a sus dos compañeros. Desde el diseño de los niveles hasta una trama muy particular para una entrega de la saga. Super Mario Sunshine corre muy de atrás y sufre lo que sufrió también en su época: querer patear el tablero. Lejos de ser un problema de porteo.

Super Mario Galaxy

Super Mario Galaxy es una obra maestra. Sentía la necesidad de empezar a hablar de él así y no voy a permitirme tibiezas: es, a mi gusto y para nada objetivamente, el mejor juego de plataformas en 3D de la historia. Y también es la obra mejor representada en esta colección de ports.

Es cierto que es un juego muy moderno en comparación a los otros dos que ya tienen sus buenos años, pero no saca el mérito de que se juega igual de bien en Nintendo Wii que en Nintendo Switch. La adaptación de los botones es perfecta e incluso, si jugas de forma portátil, muchas veces vas a poder usar la pantalla táctil. Una mecánica poco usada en la consola, lamentablemente.Aunque es cierto que el control de movimiento es mucho más certero y preciso si usamos los joy-cons separados como en su momento usábamos el Wiimote

Super Mario Galaxy es una joya impecable que no sintió ni un rasguño del tiempo y que se adapta perfectamente al control de Nintendo Switch. Recomiendo fuertemente que, en caso de ser un jugador no habitual de la saga, empezar con este. Ya que, seguramente, cualquiera que arranque se va a sentir más cómodo y más “en casa” jugando a un título de este estilo, para después ir pasando a lo no convencional de Sunshine y a la cámara tosca y arcaica de Super Mario 64.

Conclusión y análisis general

Super Mario 3D All Stars Collection es un gran festejo por los 35 años de Mario, pero es cierto que se queda corto. Para quienes les gusten estos juegos y ya los hayan jugado, seguro sea un bombazo de nostalgia que no los dejará en paz hasta que junten las 120 estrellas por juego. Pero no haberlos jugado antes puede ser perjudicial para la experiencia: la falta de adaptación de parte de Nintendo realmente baja la vara cuando se habla de Super Mario 64 y, en cierto punto, también con Super Mario Sunshine.

Creo que tomando la recomendación de no tocar el stick derecho en 64, los tres juegos son, aparte de históricos, sumamente entretenidos. No se van a sentir cómo juegos viejos, no se va a sentir un rotundo paso del tiempo. La colección cumple en ese aspecto y da ganas de comprarla. Pero eso nos da el pie al gran debate: ¿vale esta colección 60 dólares?

La pregunta no tiene una respuesta clara y es muy díficil de medir. En mi opinión sí, completamente. Cada juego a 20 dólares no sólo es un negoción, ya que son obras que lo valen completamente y su experiencia misma justifica el gasto, si no que no hay forma de legal de jugarlos por menos de 60 dólares cada uno. Creo que Nintendo apuntó a eso con el precio y como amante de los juegos de la saga no siento que haya sido un robo, pero entiendo que es una cuestión bastante subjetiva.

Es cierto que si lo medimos por el trabajo realizado, es hasta en cierto punto decepcionante la falta de adaptación de ciertas mecánicas mencionadas arriba, sobre todo en Super Mario 64 dónde el envejecimiento hace que la experiencia de juego para algunas personas sea realmente mala. Creo que la solución hubiese sido adaptarlo a la actualidad pero dar la opción de poder poner las configuraciones clásicas.

Por otro lado, la colección no tiene ningún contenido extra más allá del soundtrack de los tres juegos que ni siquiera podemos escuchar mientras jugamos. Así que en este aspecto, es difícil y hasta subjetivo definir si el precio es justo o no.

Por último, la gran incógnita que nos presenta esta colección es: ¿dónde esta Super Mario Galaxy 2? El juego, catalogado por muchos como el mejor de la franquicia, es el único que faltaría en Nintendo Switch del mainline principal. Lo cierto es que no se sabe por qué no está, muchos afirman que llegará como un DLC, otros que se podrá jugar aparte e incluso llegaron a decir que planean hacer un remake del juego. Sólo el tiempo lo dirá y nos responderá también porque esta colección solo está disponible hasta el 31/03/2021 (¿después serán más caros y por separado?).

Más allá de las criticas, los tres juegos son un poema. Será un mal trago para aquellos que busquen sólo modernidad o que lo sientan opacado por sus errores, pero para mi sienta un gran precedente de cara a un 2021 dónde The Legend of Zelda cumple 35 años y Pokémon cumple 25. Ojalá haya más colecciones, ojalá la próxima aprendan de sus errores y dejen contento a todos y no sólo a los que sumamos puntos por nostalgia.


Jugamos Super Mario 3D All-Stars gracias al código de prensa que nos entregó Nintendo Latinoamérica. Lo pueden comprar en Switch desde el 18 de septiembre. 

Egresado de Periodista en el 2019, aficionado a todo lo que sea cultura pop. Habla sobre cine en Los Más Odiados Podcast y escribe sobre videojuegos, cuando tiene tiempo. También intenta ser maestro Pokémon.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.